Un Maestro es siempre un amigo


 

 

Un Maestro siempre es un amigo

Un maestro es siempre un amigo, pero su amistad tiene una fragancia totalmente diferente. Es menos una amistad y más una amistosidad. Su componente intrínseco es la compasión. El te ama porque no puede no hacerlo. El quiere compartir su experiencia contigo porque ve que tú lo estás buscando, que estás sediento por él. El hace que sus manantiales del agua más pura estén disponibles para tí. El goza y se siente agradecido si tú recibes sus regalos de amor, de amistad, de verdad.” 

 

 

  Yo no voy a darte una meta. Sólo puedo darte una dirección -viva, desarrollándose con la vida, desconocida, siempre sorpresiva, imprevisible-. No voy a darte un mapa. Sólo puedo darte una gran pasión por descubrir. Sí, un mapa no es necesario; lo que se necesita es una gran pasión, un gran deseo de descubrir. Luego te dejo solo. Entonces tú avanzas por tu cuenta. Muévete en la inmensidad, en lo infinito, y poco a poco aprende a confiar en él. Entrégate a la vida.”  

 

Un pensamiento en “Un Maestro es siempre un amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s