¿Qué es la mente?


2043966705_4a64048af7_o.jpg

Desconocemos el funcionamiento de nuestra propia mente, de la mente tal cual es, no como debería ser o como nos gustaría que fuera.

La mente es el único instrumento que tenemos, el instrumento con el que pensamos, actuamos, a través del que somos. Si no comprendemos el movimiento de la mente, tal como funciona en cada uno de nosotros, cualquier problema que afrontemos se volverá más complicado y más destructivo. Por lo tanto, me parece que comprender la propia mente es la función primera y esencial de toda educación.¿Qué es nuestra mente, la suya y la mía? No según … algún otro. Si usted no sigue mi descripción de la mente sino que de hecho, mientras me escucha, observa el funcionamiento de su propia mente, entonces quizá sea provechoso y valga la pena investigar la cuestión entera del pensamiento.

¿Qué es nuestra mente? Es el resultado del clima, ¿verdad?, de siglos de tradición, de lo que llamamos cultura, de influencias sociales y económicas, del medio, de las ideas, de los dogmas que la sociedad ha grabado en esa mente por medio de la religión, o de lo que llamamos conocimiento e información superficial. Por favor, observe su propia mente y no siga sólo la descripción que estoy dando, porque la descripción tiene muy poco significado. Si podemos observar el funcionamiento de nuestra mente, entonces, acaso seamos capaces de hacer frente a los problemas de la vida conforme nos afectan.

La mente está dividida en el consciente y el inconsciente. Si no nos gusta usar estas dos palabras, podemos emplear los términos `superficial´ y `oculta´, las partes superficiales y las capas más profundas de la mente. La totalidad del consciente al igual que el inconsciente, lo superficial y lo oculto, todo el proceso de nuestro pensamiento -del que somos conscientes sólo en parte, mientras que del resto, que es la porción mayor, no nos damos cuenta- a esa totalidad es a lo que llamamos conciencia. Esta conciencia es tiempo, es el resultado de siglos de esfuerzo humano.

Desde la infancia se nos hace creer en ciertas ideas, estamos condicionados por dogmas, por creencias y teorías. Cada uno de nosotros está condicionado por diversas influencias, y a partir de este condicionamiento, de esas influencias limitadas e inconscientes, surge nuestro pensamiento y adopta la forma de un comunista, un hindú, un musulmán o un científico.

Obviamente, el pensamiento surge a partir del trasfondo de la memoria, de la tradición, y con este trasfondo que es a la vez consciente e inconsciente, las capas superficiales y las más profundas de la mente, nosotros afrontamos la vida. La vida está siempre en movimiento, nunca es estática, pero nuestras mentes sí son estáticas.

Nuestras mentes están condicionadas, presas, atadas al dogma, a la creencia, a la experiencia, al conocimiento. Con esta mente prisionera, que está tan condicionada, amarrada con tal fuerza, nos enfrentamos a la vida que está en constante movimiento. Con sus numerosos y complejos problemas que se suceden con rapidez, la vida nunca está quieta y requiere un nuevo enfoque cada día, cada minuto. De manera que, cuando afrontamos la vida hay una constante lucha entre la mente condicionada y estática, y el movimiento continuo de la vida. Esto es lo que sucede, ¿no es así?

Y la cuestión no es sólo el conflicto entre la vida y la mente condicionada, sino que una mente así, al afrontar la vida, crea más problemas. Adquirimos conocimientos superficiales, científicos, nuevas formas de conquistar la naturaleza, pero la mente, aun adquiriendo todos esos conocimientos, permanece condicionada, encadenada a cierta forma específica de creencia.

De manera que nuestro problema no es cómo debemos afrontar la vida, sino más bien, ¿cómo puede la mente, con todo su condicionamiento, con sus dogmas y creencias, liberarse por sí misma? Sólo la mente libre puede afrontar la vida, no la mente que está atada a algún sistema, a alguna convicción, a cierto conocimiento particular. Por lo tanto, si no queremos generar más problemas, si queremos terminar con la aflicción, las penas, ¿no es muy importante comprender el funcionamiento de nuestras propias mentes?

¿Qué estás haciendo con tu vida? © 2001, KFA. 

     

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es la mente?

  1. Estoy casi de acuerdo. Excepto con que llegar a sacar a la luz algo tan importante como el funcionamiento de una mente libre, tendrá consecuencias catastróficas inicialmente para el mismo ser humano. Sólo dale un vistazo a los grandes descubrimientos de nuestra era. Nadie tomó bien a Copernico por su teoría Heliocéntrica. Y Que me dices de Galilei. ¿Estamos en una sociedad totalmente preparada para comprender y aceptar su libertad? ¿Sin dogmas y creencias?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s