El pensamiento es el origen del miedo


2119747198_7ea370c2c2.jpg

Por lo tanto, el pensamiento engendra el miedo. Pienso que he perdido el trabajo, o que podría perderlo, y el pensamiento crea el miedo. De manera que el pensamiento se proyecta siempre en el tiempo, porque es tiempo. Pienso en la enfermedad que tuve y, como no me gusta el dolor, tengo miedo de que el dolor venga de nuevo. Tuve una experiencia dolorosa; el pensar en ella y no desearla generan temor.

El miedo está muy estrechamente relacionado con el placer. A la mayoría nos guía el placer. Para nosotros, como para los animales, el placer es de suma importancia, y el placer es parte del pensamiento. Al pensar en algo que me ha proporcionado placer, lo incremento, ¿no es verdad? ¿Acaso no lo han advertido? Uno ha tenido una experiencia placentera, de un hermoso atardecer o de sexo, y piensa en ello; este pensamiento incrementa el placer, al igual que pensar en lo que le ha causado dolor produce miedo.

De manera que el pensamiento crea placer y miedo, ¿no es así? Por consiguiente, el pensamiento es el responsable de la demanda de placer y de su continuación, y el pensamiento es también el responsable de engendrar, de producir miedo. Esto uno lo ve; es un hecho verídico, puede comprobarse.

Entonces uno se pregunta, “¿Es posible no pensar en el placer o en el dolor? ¿Es posible pensar sólo cuando el pensamiento es necesario y en ningún otro caso?”

Señor, cuando usted desempeña su función en una oficina, cuando está trabajando en un empleo, el pensamiento es necesario, de otra forma no podría hacer nada. Cuando conversa, escribe, habla o va a la oficina, necesita del pensamiento. Ahí debe funcionar con precisión, de manera impersonal, y no debe estar dirigido por inclinaciones o tendencias. Ahí el pensamiento es necesario, pero, ¿lo es en algún otro ámbito de acción?

Por favor, sigan esto. Para nosotros el pensamiento es muy importante porque es el único instrumento que tenemos. El pensamiento es la respuesta de la memoria, la cual ha sido acumulada mediante la experiencia, el conocimiento y la tradición; la memoria es el resultado del tiempo, de la herencia animal, y con este trasfondo reaccionamos. Esa reacción es el pensar. El pensamiento es necesario en ciertos niveles, pero cuando el pensamiento se proyecta como futuro o pasado psicológico, entonces crea tanto el miedo como el placer, y en este proceso la mente se vuelve insensible y, por lo tanto, es inevitable la inercia. Señor, tal como hemos dicho, el miedo es producido por el pensamiento: pensando en perder el trabajo, en que mi esposa podría dejarme por otra persona, en la muerte, en lo que ya ocurrió, etc.

¿Puede el pensamiento dejar de pensar y de buscar protección en el pasado o en el futuro psicológico?

 Krishnamurti

¿Qué estás haciendo con tu vida? © 2001, KFA. 

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s