Eludiendo el dolor


1991717031_1959f16224.jpg

Casi todos nosotros experimentamos diferentes formas de dolor: en la relación, debido a la muerte de alguien, al no poder realizarnos y al deteriorarnos inútilmente, o al tratar de alcanzar el éxito, de llegar a ser alguien y toparnos con el fracaso total. Y está todo el problema del dolor en el aspecto físico: enfermedad, ceguera, incapacitación, parálisis y demás.

En todas partes nos encontramos con esta cosa extraordinaria que llamamos dolor -y con la muerte que aguarda a la vuelta de la esquina-. Y no sabemos cómo enfrentarnos al dolor, así que lo veneramos o lo racionalizamos o escapamos de él. Vaya a cualquier iglesia cristiana y verá que el dolor es venerado; lo han convertido en algo extraordinario, sagrado, y se dice que sólo a través del dolor, de Cristo crucificado, puede uno encontrar a Dios. En Oriente tienen sus propias formas de evasión, otras formas de eludir el dolor, y me parece una cosa extraordinaria que tan pocos, ya sea en Oriente o en Occidente, estén verdaderamente libres del dolor.

Seria algo maravilloso si en el proceso de escuchar lo que se está diciendo -de escucharlo no emocionalmente, no sentimentalmente-.., pudiera usted comprender de veras el dolor y liberarse por completo de él, porque entonces no habría ni autoengaños, ni ilusiones, ni ansiedades, ni miedo, y el cerebro sería capaz de funcionar claramente, con agudeza, con lógica, Quizás entonces, podría usted saber qué es el amor.

            El Libro de La Vida        krishnamurti

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s