El Tantra:¡Suéltate! ¡Vibra! Permite que cada célula de tu cuerpo baile, y esto vale para ambos


¡Suéltate! ¡Vibra!

Soltarse en el Sexo

 
Shiva dijo: Cuando en semejante abrazo vuestros sentidos sean sacudidos como hojas, entrad en este sacudimiento
 

«Cuando en semejante abrazo -en tan profunda comunión con el amado o la amada- vuestros sentidos sean sacudidos como hojas, entrad en este sacudimiento.»

 

Hemos llegado incluso a volvernos temerosos: mientras haces el amor no permites que tu cuerpo se mueva mucho, porque si le permites mucho movimiento a tu cuerpo, el acto sexual se extiende por todo él. Puedes controlar el sexo cuando está localizado en el centro sexual: la mente puede permanecer controlando. Pero cuando se extiende por todo tu cuerpo, no puedes controlarlo. Puede que empieces a estremecerse, a gritar, y no serás capaz de controlar tu cuerpo una vez que el cuerpo haya tomado el control.

 

Reprimimos los movimientos. En particular, en todo el mundo suprimimos los movimientos de la mujer, sus sacudidas. Ellas permanecen como cuerpos inertes. Les estás haciendo algo; ellas no te hacen nada a ti. Ellas son compañeras pasivas. ¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué en todo el mundo el hombre reprime a la mujer de tal forma? Hay miedo, porque una vez que se posee el cuerpo de la mujer, es muy difícil para el hombre satisfacerla; porque la mujer puede tener orgasmos múltiples, el hombre no. Un hombre puede tener solamente un orgasmo; una mujer puede tener orgasmos múltiples. Cualquier mujer puede tener por lo menos tres orgasmos sucesivos, pero el hombre solamente puede tener uno. Y con el orgasmo del hombre, la mujer se excita y está lista para más orgasmos. Entonces todo se complica. ¿Cómo arreglárselas?

 

¡Suéltate! ¡Vibra! Permite que cada célula de tu cuerpo baile, y esto vale para ambos. El amado también baila, cada una de sus células vibra. Sólo entonces podéis encontraros ambos, y entonces ese encuentro no será mental. Será un encuentro de vuestras bioenergías.

El soltarse es sencillamente maravilloso, porque cuando tu cuerpo se sacude en el acto sexual la energía empieza a fluir por todo él. Cada célula del cuerpo está involucrada. Cada célula se torna viva, porque cada célula se convierte en una célula sexual.

 

Cuando naciste se encontraron dos células sexuales y se creó tu ser, tu cuerpo. Esas dos células sexuales están por todo tu cuerpo. Se han multiplicado y multiplicado y multiplicado, pero tu unidad básica sigue siendo esa célula sexual. Cuando todo tu cuerpo se sacude, no se trata tan sólo del encuentro entre tú y tu amado; también dentro de tu cuerpo cada célula se encuentra con la célula opuesta. Ese sacudimiento lo demuestra. Parecerá algo animal, pero el hombre es un animal así que no hay nada de malo en ello.

 

Entra en este sacudimiento, y mientras sucede no permanezcas distante. No seas un espectador, porque la mente es el espectador. ¡No te quedes distante! Sé el sacudimiento, conviértete en el sacudimiento. Olvídalo todo y conviértete en el sacudimiento. No es que tu cuerpo esté sacudiéndose: eres tú, todo tu ser. Tú te conviertes en el sacudimiento mismo. Entonces ya no hay dos cuerpos, dos mentes. Al principio hay dos energías vibrando, y al final solamente un círculo, no dos.

 

¿Qué ocurrirá en este círculo? Uno: serás parte de una fuerza existencial; no una conciencia social, sino una fuerza existencial. Serás parte de todo el cosmos. En ese sacudimiento serás parte de todo el cosmos. Es el momento de la gran creación. Os disolvéis como cuerpos sólidos para convertiros en líquidos, fluyendo el uno en el otro. Se pierde la conciencia, la división; formáis una unidad.

 

Esto es advaita: la no dualidad. Y si no puedes sentir esta no dualidad, entonces todas las filosofías sobre la no dualidad son inútiles, solamente son palabras. Una vez conozcas este momento existencial no dual, solamente entonces podrás entender los Upanishads. Sólo entonces podrás entender a los místicos, de qué están hablando cuando hablan de una unidad cósmica, de una totalidad. Entonces no estarás separado del mundo ni serás ajeno a él. La existencia se convertirá en tu hogar. Y con ese sentimiento de que «Ahora estoy en casa, en la existencia», todas las preocupaciones se perderán. Entonces no habrá ninguna angustia, ninguna lucha, ningún conflicto.

 

Esto es lo que Lao Tse llama Tao, lo que Shankara llama advaita. Puedes elegir tu propia palabra para describirlo, pero a través de un profundo abrazo de amor es fácil sentirlo. Mantente vivo, vibrante, y conviértete en el propio sacudimiento.

 

 Osho

 

Anuncios

Un pensamiento en “El Tantra:¡Suéltate! ¡Vibra! Permite que cada célula de tu cuerpo baile, y esto vale para ambos

  1. El concepto de orgasmo esta mal entendido en occidente, el hombre tambien puede tene no solo tres orgasmos sino muchos mas, “sin eyaculacion”, ahi es donde esta la confucion, orgasmo y eyaculacion son dos cosas distintas, normalmente el orgasmo acompaña a la eyaculacion pero con las tecnicas adecuadas y el conocimiento adecuado eso puede cambiar.

    El tantra puede enseñar algunas tecnicas, tambien pueden ser utilizadas ciertas tecnicas taoistas, yoga, meditacion, y una gran cantidad de recursos, todos ellos al final te llevan a conocerte mejor, a tener no solo una mejor comunicacion sino a tener una verdadera comunion contigo y con tu pareja.

    La energia juega un papel muy importante hay que saber que es esa energia, en donde se produce, en donde se almacena como se distribuye por tu cuerpo y finalmente y sobre todo, como se comparte durante el acto sexual.

    Excelente Blog, Saludos y paz para todos.

    Gerardo Agraz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s