Los muertos no ríen, ni lloran. Los muertos están siempre serios. Observa: ve y mira un cadáver


LA R I S A

Cuando nace un niño, el primer gesto social que aprende; o quizás sea incorrecto decir aprende, porque la trae consigo — es su sonrisa. Sonriendo entra a formar parte de la sociedad. Parece natural, espontáneo. Más tarde llegarán otras formas — esta es su primera manifestación de formar parte del mundo. Cuando una madre ve a su hijo sonriendo, se pone enormemente feliz…porque su sonrisa muestra salud, muestra inteligencia, su sonrisa muestra que el niño no es idiota. Su sonrisa denota que el niño tiene ganas de vivir, de amar, de ser feliz. Su madre se conmueve.

Sonreír es el primer gesto social; y debería ser el gesto esencial para nuestra sociedad. Uno debería continuar sonriendo toda su vida. Si eres capaz de reír en cualquier tipo de situación, serás capaz de enfrentarte a ellas — y el enfrentamiento te traerá madurez. No estoy diciendo que no llores. De hecho si puedes reír, podrás también llorar. Los dos van unidos; son parte del mismo fenómeno: el de ser íntegro y auténtico.

Hay millones de personas a las que se les han secado las lágrimas; sus ojos han perdido el brillo, la profundidad, sus ojos han perdido las lágrimas — no son capaces de llorar; las lágrimas no pueden fluir de una forma natural. Si mutilas tu risa, mutilarás también tu llanto. Solamente una persona que puede reír abiertamente, puede también llorar. Y si puedes reír y llorar abiertamente, entonces estás vivo. Los muertos no ríen, ni lloran. Los muertos están siempre serios. Observa: ve y mira un cadáver. — el hombre muerto puede parecer más serio de lo que tu jamás hayas intentado ser. Solo un hombre vivo puede reír y llorar.

La risa y el llanto son la expresión de tu ser interior, son sus estados —. Pero poco a poco todo el mundo se olvida de ello. Lo que era natural en un principio se vuelve artificial. Necesitas que alguien te haga reír, que te provoque la risa; solo entonces eres capaz de reír. Es por esto que se han creado tantos chistes en todo el mundo.

La risa te hará fuerte. Hoy en día, incluso la medicina científica reconoce que la risa es una de las medicinas más efectivas con la que la naturaleza a dotado al hombre. Si eres capaz de reírte cuando estás enfermo recuperarás tu salud más rápidamente. Si no eres capaz de reír, incluso aunque estés sano, tarde o temprano, perderás tu salud y te pondrás enfermo.

La risa trae a la superficie la energía de tu fuente interna. La energía comienza a fluir cuando ríes, fluye con tu risa como si fuera una sombra. ¿Lo has observado alguna vez? Cuando te ríes de verdad, durante esos momentos, estás en un estado de meditación profunda. Dejas de pensar. Es imposible reír y pensar al mismo tiempo. Son actividades totalmente opuestas: o te ríes o piensas. Si te ríes de verdad tu mente se detiene. Si piensas en algo, tu risa no será total, será mediocre. Se sentirá forzada.

Cuando te ríes de verdad, de repente tu mente desaparece. Tal y como yo lo veo, bailar y reír, son las puertas más naturales para la meditación. Si bailas con totalidad tu mente se para. Bailas y bailas, das vueltas y más vueltas hasta que te conviertes en un torbellino: En el que todas tus barreras, todos tus límites se desploman. No sabes siquiera donde termina tu cuerpo y donde empieza el mundo. Te fundes con la existencia y la existencia se funde contigo; rompes las fronteras. Y si bailas con totalidad — no controlando tu danza, sino permitiendo que la danza te lleve, permitiendo que se apodere totalmente de ti — cuando estás totalmente poseída por la danza, los pensamientos se detienen.

Lo mismo ocurre con la risa. Si estás totalmente poseído por la risa, los pensamientos se detienen. Y si saboreas unos momentos de “no-mente”, estos momentos prometen grandes recompensas. Solo tienes que acercarte más y más al espacio, a la cualidad de no-mente. Has de alejarte más y más de tu mente, desechar tus pensamientos.

La risa puede ser una fantástica introducción al espacio de no-mente.

Por la mañana, en el momento en que te sientas despertar, primero comienza a reír, y después abre los ojos. — esto dará un aroma diferente al resto del día. Si eres capaz de reír por la mañana, serás capaz de reír el resto del día. Has creado una reacción en cadena, una cosa lleva a la otra. La risa te traerá más risa.

Y casi siempre veo a la gente haciendo lo contrario. Desde la mañana temprano, desde que se levantan de la cama, están quejándose, tristes, deprimidos, miserables, melancólicos. Y una cosa les lleva a la otra…y por nada…Se enfadan…y es una lástima porque esta actitud marcará el clima de todo el día, fijará la actitud hacia el nuevo día.

¡Inténtalo! Comienza el día riéndote, y verás, poco a poco, más y más risa comenzará a ocurrir en tu vida.

OSHO

Un pensamiento en “Los muertos no ríen, ni lloran. Los muertos están siempre serios. Observa: ve y mira un cadáver

  1. gracias por todos estos conocimientos que nos aportan y enriquecen el alma de quienes estan en las busqueda espiritual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s