Las lágrimas no son necesariamente de tristeza; a veces son el resultado de una gran felicidad y a veces vienen de una gran paz y a veces surgen del éxtasis y del amor


Las Lágrimas

Nunca tengas miedo de las lágrimas. La llamada civilización te ha hecho sentir mucho miedo de las lágrimas. Ha creado una especie de culpa en ti. Cuando las lágrimas llegan empiezas a sentirte avergonzado. Empiezas a sentir, “¿Qué pensarán los demás? ¡Soy un hombre y estoy llorando! Se ve tan femenino e infantil. No debería ser así”. Tú detienes esas lágrimas… y matas algo que estaba creciendo en tu interior.

Las lágrimas son mucho más hermosas que cualquier cosa que llevas contigo, porque las lágrimas son el producto del desbordamiento de tu ser. Las lágrimas no son necesariamente de tristeza; a veces son el resultado de una gran felicidad y a veces vienen de una gran paz y a veces surgen del éxtasis y del amor. De hecho no tienen nada que ver con la tristeza o la alegría. Cualquier cosa que comprima demasiado tu corazón, cualquier cosa que te posea, cualquier cosa que sea demasiado, que no puedas contener y empiece a desbordarse — trae lágrimas.

Acéptalas con gran alegría, deléitate con ellas, nútrelas, dales la bienvenida, y a través de las lágrimas aprenderás a rezar.

 

A través de las lágrimas aprenderás a ver

Unos ojos llenos de lágrimas son capaces de ver la verdad. Unos ojos llenos de lágrimas son capaces de ver la belleza de la vida y su bendición.

 

Osho, The Diamond Sutra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s