Osho explica la evolución de la relación maestro- discípulo


Zorba el budaEl maestro es un vehículo de la consciencia universal

Hay relaciones y relaciones, pero ninguna es comparable a la relación que existe entre maestro y discípulo. El resto de las relaciones son condicionales, incluso la mejor. Por ejemplo, una relación de amor sigue exigiendo algo. La única relación que es incondicional, que no demanda, es la que existe entre el maestro y el discípulo.

En realidad, es algo tan raro, tan excepcional, que no se tendría que categorizar con otras relaciones. Es la pobreza del lenguaje la que nos hace llamar relación a algo que no es una relación. Es un fundirse, es un encuentro sin razón alguna en absoluto.

El discípulo no está pidiendo nada, y el maestro no está prometiendo nada; aún así hay sed en el discípulo y una promesa en el maestro. Es una cercanía en la cual nadie es más alto y nadie es más bajo; aún así el discípulo es una mujer, siempre una mujer, porque el discípulo no es otra cosa que una apertura, un vientre, una receptividad. Y el maestro es siempre un hombre, porque el maestro no es otra cosa que un dar, un dar sin otra razón más que la de estar muy lleno. Él tiene que dar. Es una nube con lluvia.

De la misma forma que el discípulo está a la búsqueda, el maestro también está a la búsqueda. El discípulo está buscando la forma de abrirse sin temor alguno, sin resistencia alguna, sin guardarse nada: Completamente. Y el maestro también está buscando un ser humano tal que pueda recibir lo misterioso, que esté listo para quedarse preñado de lo misterioso, que esté listo para renacer.

Hay muchos profesores, y muchos estudiantes. Los profesores tienen un conocimiento prestado. Puede que sean muy eruditos, muy académicos, pero dentro de ellos hay oscuridad; su conocimiento oculta su ignorancia. Y hay estudiantes que buscan conocimiento.

El maestro y el discípulo son una cosa totalmente diferente.

El maestro no te proporciona conocimiento alguno, él comparte su ser.

Y el discípulo no está buscando conocimiento, busca el ser. Él es, pero no sabe quién es. Quiere su propia revelación, quiere estar desnudo frente a sí mismo.

El maestro puede hacer solamente una sola cosa, que es crear confianza. Todo lo demás sucede. En el momento en que el maestro es capaz de crear confianza, el discípulo abandona sus defensas, abandona su ropaje, abandona su conocimiento. Se vuelve otra vez como un niño, inocente, alerta, vivo; [es] un nuevo principio.

El padre y la madre ordinarios han dado a luz a tu cuerpo; ésa es una vida que terminará en muerte. Tu padre y madre son responsables de tu nacimiento y de tu muerte. El maestro también proporciona un nuevo nacimiento, pero se trata del nacimiento de la consciencia, que conoce solamente un principio y no un fin. Todo lo que se necesita es una atmósfera de confianza absoluta, y en esa confianza, las cosas comienzan a suceder por sí mismas; no las produce el discípulo ni el maestro. El discípulo las recibe. El maestro es el vehículo de las fuerzas universales — tal como un bambú hueco que puede convertirse en una flauta. Pero la canción no es del bambú hueco; el bambú hueco puede tener el crédito solamente de no destruir la canción, de permitirla.

El maestro es un vehículo de la consciencia universal.

Si tú estás disponible, la consciencia universal sacude repentinamente tu conciencia durmiente, latente. El maestro no ha hecho nada. El discípulo no ha hecho nada. Todo es un suceso.

Las narraciones antiguas son significativas, para ser recordadas. Los buscadores pasaban por centenares de profesores hasta que llegaban a un hombre en cuya presencia la confianza se daba repentinamente; habían llegado. Los maestros se desplazaban….. Hay una historia hermosa.

Gautama Buddha entra en un pueblo. El pueblo entero se ha reunido para escucharle pero él no deja de esperar, mirando hacia atrás, en dirección al camino, porque una muchacha pequeña, de no más de trece años, lo ha encontrado en el camino y le ha dicho: “Espéreme. Voy a dar este alimento a mi padre en la granja, pero regresaré a tiempo. Pero no se olvide, espéreme.”

¿Finalmente, las ancianos de la ciudad dicen a Gautama Buda: “¿a quién está usted esperando? Todos los que son importantes están presentes; ya puede comenzar su discurso.” Buda dice: “Pero la persona por la que he venido desde tan lejos no está todavía presente y tengo que esperar.” Finalmente la muchacha llega y dice, “estoy un poco atrasada, pero usted guardó su promesa. Sabía que guardaría la promesa; tuvo que guardar la promesa porque le he estado esperando desde que tomé consciencia… yo tenía quizá cuatro años cuando escuché su nombre. Con sólo el nombre algo hizo sonar una campana en mi corazón. Y ha pasado desde entonces tanto tiempo… diez años quizá he estado esperando.” Y Buda dice: “No has estado esperando inútilmente. Eres la persona que me ha estado atrayendo a esta aldea.” Y él habla, y esa muchacha es la única que viene a él: “Inicíeme. He esperado bastante, y ahora deseo estar con usted.” Buda dice: “Tienes que estar conmigo porque tu pueblo está tan fuera del camino, que no puedo venir una y otra vez. El camino es largo, y me estoy volviendo viejo.” En ese pueblo entero ni una sola persona se acercó para ser iniciada en la meditación; solamente esa muchacha pequeña.

En la noche cuando iban a dormir, el principal discípulo de Buda, Ananda pidió: “Antes de que se vaya a dormir, deseo hacerle una pregunta: ¿Siente cierto tirón hacia un cierto lugar, algo así como un tirón magnético?”. Y Buda dijo: “Tienes razón. Así es como decido mis viajes. Cuando siento que alguien tiene sed, que está tan sediento que sin mí no hay salida para la persona, tengo que moverme en esa dirección”.

El maestro va hacia el discípulo.

El discípulo va hacia el maestro.

Más pronto o más tarde se van a encontrar.

El encuentro no es del cuerpo, el encuentro no es mental. Es un encuentro de la misma alma, como si pusieses repentinamente dos lámparas cerca la una de la otra; las lámparas siguen estando separadas, pero sus llamas se convierten en una sola. Entre dos cuerpos, cuando el alma es una, es muy difícil decir que hay una relación. No la hay, pero no existe otra palabra; el lenguaje es realmente pobre. Es una “en-unión”.

OSHO

Anuncios

5 pensamientos en “Osho explica la evolución de la relación maestro- discípulo

  1. El copio pego y te lo vendo como si fuera mío. Aparte de explotador laboral, proxeneta, ególatra y narcisista. Un Gurú siempre es para un tonto. Este es especialmente para los muy tontos. Perdón, yo también lo fuí.

    Osho, nombre que se puso unos tres mases antes de morir para limpiar su pasado, pensando que el cambio de nombre y la estrategia de dar el título de iluminados a una decena de sus discípulos y mandarlos a predicar, iba a limpiar su imagen. Era un vendedor de frases y conceptos que no eran ni de él. Copiaba , pegaba y vendía. En lo único que estaba interesado era en lo mismo que está interasada una mente criminal: poder,dinero,un haren de mujeres étc. El nombre de Osho está sacado del contexto de un filósofo americano, un tal Willian James, que experimentó con el óxido nitroso y describió sus efectos como profundamente metafísicos, curiosamente lo que muchos de sus seguidores se niegan a creer, (que era un drogadicto). En su etapa en estados unidos formó una comuna en la que explotaba laboralmente a los tontos de turno, ganando mucho dinero.
    Claro que 150.000 libros que dice él que leyó, le terminaron pasando factura. Murió demente.
    El nos enseñó algo; lo que no se debe de hacer. Gracias Bhagwan Shree Rajneesh.

  2. “Explotador laboral, proxeneta, ególatra y narcisista. Vendedor de frases y conceptos que no eran de él, mente criminal, poder, dinero, un harén de mujeres, …oxido nitroso, drogadicto, demente, etc”…

    Dolores, en tu revelador ejercicio de “proyección” psicológico nos has mostrado mucho del contenido de tu interior; de tu alma, mente y corazón. No seré yo quien se permita ningún tipo de comentarios o calificaciones al respecto. Tan sólo confío, sinceramente, que aún continúe viva por algunos de los pliegues de tu alma “la tonta” de la que reniegas.

    Nuestro querido Osho desea añadir unas palabras al comentario.

    Dolores, “Yo no estoy aquí para hacerte que me entiendas, yo estoy aquí para ayudarte a que te entiendas.
    Debes observar más de cerca tus propias acciones, tus relaciones, tus estados de ánimo: cómo eres cuando estás sola, cómo eres cuándo estás con las personas, cómo te comportas, cómo reaccionas, si tus reacciones están orientadas al pasado, son patrones fijos del pensamiento o están siendo espontáneos, responsables.
    Observa todas estas cosas, sigue observando lo que escribes, lo que hablas, tu mente, tu corazón. Eso es lo que se debe entender, ese es el libro que se debe abrir. Tú eres un libro que no se ha abierto y que sólo lo será cuando se lo permitas a la “muy tonta” que tienes aprisionada en lo profundo de tu corazón.

  3. Hermano, lo siento……no me puedo resistir…..

    Querida Dolores no has puesto nada que no sepa ya de Bhagwan Shree Rajneesh… La verdad que Osho es más ….cómo dirías ahora que por fin has abierto los ojos?…. más comercial.

    No me gusta ser categórico, porque no existe nada cierto ni nada falso, pero……. querida Dolores le pese a quien le pese, le moleste a quién le moleste…. ha sido y será uno de los Maestros más grande, sabio, erudito y divertido que ha habido y que habrá.

    Fue tan loco que incluso se permitió el lujo de hacer realidad su visión…… Y sí,…le gustaban los placeres que el mundo, la vida y el universo pudieran ofrecerle…… y además dijo ….(claro que no todos somos tan valientes para hacer realidad nuestras verdades)……que todos esos placeres estaban a disposición de todo el mundo.

    Con cada crítica más grande se hace su figura, desafió no sólo al mundo, sino también a toda la porquería y condicionamiento que lo puebla…….Algunos os pensáis estafados? Deberíais pensar qué es lo que buscabais cuando os acercasteis a un Maestro como él. Molesta que se defendiera….que hubiera gente protegiéndole?…… claro un Buda que no pueda ser crucificado, maltratado y criticado, es decir, que use lo que los demás usarían contra él no puede ser jamás un Buda……( hay un manual de cómo es un Buda?)

    Querida Dolores….si te tomas un ratito de tu tiempo ( supongo que tendrás cosas más importantes que hacer) en leer los muchísimos comentarios de este maravilloso blog, los comentarios en los que Osho ( óxido nitroso) aparece para ser amado u odiado, verás que ……..llegas tarde….. al menos aquí….al menos a mí…….

    Soy muy feliz siendo tonto….soy muy feliz con mi gurú…… el mundo está en buenas manos…… en manos de gente inteligente que no compra ideas de nadie…..gente inteligente que piensa que ser amoroso, meditativo y creativo es de tontos o débiles…… el mundo puede seguir así….así nos irá…..

    Mira el mundo querida Dolores…….es un estercolero…..te rendiste porque buscabas algo que no encontrarás jamás……porque este gurú como bien dices es sólo para gente muy muy tonta……..y supongo que la gente lista , antes o después abre los ojos…..

    Bien…….soy un tonto….especialmente tonto…….de todas formas Dolores, gracias por tus sabios y amorosos consejos ……pero recuerda una cosa …..si algo no es verdad, para qué molestarse en demostrar que no lo es?…..

    Paz y amor para todos…..( gente inteligente incluida)

  4. SOlo se que osho deja huella en el mundo igual que los maestro iluminados, medita y encuentra tu dios interior, la conexion a tu ser para que pueda llegar a tu confianza infinita, osho no tiene seguidores tiene amigos y amor eterno de los idividuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s