LA ESENCIA DE LA ENSEÑANZA DE KRISHNAMURTI


wallpaper-3006965

Todos estamos atrapados en la confusión y la agitación de la vida, en su constante desorden y conflicto. Para entender el significado de la vida, uno tiene que lidiar con su intelecto y poner sus teorías intelectuales a prueba… Y como el pensamiento viene primero, es importante que sea un pensamiento verdadero. De modo que tenemos que abordar el problema desde una mente sintética, clara, libre de prejuicios, vanidad y supersticiones; con una mente dispuesta a dar con la raíz verdadera de las cosas y que no se limite a mirar la superficie.

La esencia de la enseñanza de Krishnamurti se halla contenida en la declaración que hizo en 1929, cuando dijo: «La Verdad  es una Tierra sin Caminos». El hombre no puede llegar a ella a  través de ninguna organización, de ningún credo, de ningún dog­ma, sacerdote o ritual, ni a través de algún conocimiento filosófico o alguna técnica psicológica. Ha de encontrarla gracias al es­pejo de la relación, a la comprensión de los contenidos de su pro­pia mente, mediante la observación y no mediante el análisis  intelectual o la disección introspectiva. El hombre ha desarrolla­do dentro de sí mismo imágenes que le dan un sentimiento de se­guridad: imágenes religiosas, políticas, personales. Se manifies­tan como símbolos, ideas, creencias. La carga de estas imágenes mentales domina el pensar, las relaciones y la vida cotidiana del ser humano. Son la causa de nuestros problemas, porque separan al hombre del hombre en todas las relaciones. Su percepción de la vida se halla moldeada por los conceptos ya establecidos en su mente. El contenido de su conciencia es esta conciencia. Este contenido es común a toda la humanidad. La individualidad es el nombre, la forma y la cultura superficial que el hombre recibe de su entorno. La singularidad del individuo no radica en lo superficial sino en la total libertad con respecto al contenido de la con­ciencia.

La libertad no es una reacción; la libertad no es una opción. El hombre supone que, al poder optar, es libre. La libertad es observación pura sin motivo; la libertad no se encuentra al final de la  evolución humana, sino en el primer peldaño de su existencia. En  la observación uno empieza a descubrir la falta de libertad. La libertad se encuentra en la percepción alerta y sin opciones de nuestra existencia cotidiana.

El pensamiento es tiempo. Nace de la experiencia, del conocimiento, que son inseparables del tiempo. El tiempo es el enemigo psicológico del hombre. Nuestra acción se basa en el conocimiento y, por ende, en el tiempo, y así el hombre es siempre un esclavo del pasado.

Cuando el hombre se dé cuenta del movimiento de su propia conciencia, verá la división entre el pensador y el pensamiento, entre el observador y lo observado, entre el experimentador y la experiencia, y descubrirá que esta división es ilusoria. Entonces existe únicamente la observación pura, que es discernimiento di­recto sin vestigio alguno del pasado. Este discernimiento intemporal origina un cambio radical y profundo en la mente.

La negación total es la esencia de lo positivo. Cuando hay ne­gación de todas las cosas que no son amor -que son deseo, pla­cer-, entonces surge el amor con su compasión e inteligencia.

El despertar de la inteligencia

¿Puede el pensamiento ver sus propias limitaciones, y que al verlas, surja una inteligencia totalmente diferente? Si yo veo mi limitación, si el pensamiento ve su propia limitación, ¿acaso no ha descubierto, no el pensamiento, acaso no actúa un tipo diferente de inteligencia? Cuando el pensamiento ve su propia limitación, entonces ¿no se produce el despertar de una inteligencia que está por encima del pensamiento y va más allá?

KRISHNAMURTI

***

Lo que nos pasa

En una época de paro, explotación y supresión de derechos laborales, los sindicatos de clase deberían gozar de un protagonismo del que huyen como de la peste. En una época de políticas de extrema derecha, con atentados gravísimos a las libertades individuales (la ley del aborto,verbi gratia), los partidos de izquierda deberían brillar como el neón en las encuestas de intención de voto. En una época de mentiras públicas diarias, lanzadas a granel en los telediarios, en las emisoras de radio y hasta en el Congreso de los Diputados, la verdad debería declararse Patrimonio de la Humanidad o ser objeto al menos de los cuidados de las especies en extinción. En una época en la que la monarquía se falta el respeto a sí misma cada martes y cada jueves, la República debería constituir una aspiración moral de proporciones ciclópeas. En una época en la que se contempla pasivamente cómo un grupo de inmigrantes se ahoga intentando alcanzar la orilla o, peor aún, se contribuye a que mueran con disparos de pelotas de goma, los que se llaman a sí mismos defensores de la vida deberían incinerarse a lo bonzo ante el Ministerio del Interior para poner en evidencia el cinismo gubernamental. En una época en la que los bancos roban a sus clientes, en la que a los políticos se les descubren cuentas en Suiza un día sí y otro también, en la que los enfermos agonizan y mueren en los pasillos de los hospitales, en la que el peso de la carga fiscal cae sobre las clases medias y bajas, y en la que se amnistía a los defraudadores de gran tonelaje, el periodismo de denuncia debería conocer uno de sus momentos de gloria: deberíamos hacer cola por la mañana, a la espera de que abrieran los quioscos, para conocer el escándalo del día.

¿Qué ocurre entonces? No sé, quizá, que la obsesión por lo que nos pasa, nos impide averiguar lo que pasa.

JUAN JOSÉ MILLÁS

Anuncios

Un pensamiento en “LA ESENCIA DE LA ENSEÑANZA DE KRISHNAMURTI

  1. El comentario de Juan José Millas……sencillamente es la pura realidad de un modelo social que se acabará ahogando en su propios ideales, basados en la demagogia, la información partidista y propagandística de unos ideales tan falsos como la libertad de la que se supone gozamos.

    Pero todo cambio tiene su precio, y es la vida de los más débiles o de los menos afortunados, y no me refiero sólo a la vida física…..la mayoría de nosotros hemos entregado nuestras almas e incluso hemos contribuido al sistema trayendo nuevas que nos sustituyan. Esperemos que al menos las almas viejas sepan hacer ver la basura de mundo que se les deja en herencia.

    Paz y Amor para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s