KEN WILBER -LA CONCIENCIA SIN FRONTERAS-


wallhaven-217800

La sensación de sufrimiento

Paseando por un camino, podrá ver el esplendor de la naturaleza, la extraordinaria belleza de los campos verdes y cielos abiertos y podrá escuchar la risa de los niños. Sin embargo, a pesar de todo esto, seguirá presente esa sensación de sufrimiento. Está la angustia de la mujer embarazada, el sufrimiento relacionado con la muerte, el sufrimiento de aquel que espera con ansia algo que no sucede, el sufrimiento de una nación que decae, que entra en crisis; y está el sufrimiento relacionado con la corrupción, no sólo en lo colectivo sino también a nivel individual. El sufrimiento está en su propia casa, si lo observa con detenimiento, el sufrimiento de no poder realizarse, el sufrimiento de la propia mezquindad o incapacidad, y otros muchos sufrimientos inconscientes. -Krishnamurti-

 

A lo largo de la historia de la humanidad, muchos chamanes, sacerdotes, sabios, místicos, santos, psicólogos y psiquiatras han intentado señalar las mejores maneras de vivir correctamente el sufrimiento para poder trascenderIo. Han enfrentado a hombres y mujeres con el discernimiento de su padecer, para que al entenderlo correctamente, puedan trascenderlo y liberarse de él. Pero estos métodos para discernir que nos han ofrecido los diversos médicos del alma no son siempre de la misma naturaleza; e incluso en ocasiones se contradicen radicalmente unos a otros.

Los antiguos médicos del alma nos aconsejaban ponernos en contacto con Dios; los modernos dicen que hay que establecer contacto con el inconsciente. Los de vanguardia nos aconsejan que nos toquemos el cuerpo, los clarividentes anuncian que hay que trascender el cuerpo. Hoy, más que nunca, el desacuerdo entre los médicos del alma es estridente, y el resultado es que nos encontramos paralizados en medio de nuestro sufrimiento, confundidos  en cuanto a su significado y sin saber siquiera a quién podemos preguntarle qué significa. Inmovilizados, en nuestro sufrimiento, no emerge, ni puede emerger nuestra más profunda penetración intuitiva en la realidad. No podemos adentrarnos en nuestro sufrimiento con la conciencia necesaria para discernir su naturaleza interior.

No podemos soportar nuestro sufrimiento con resultados fructíferos a menos que sepamos qué es lo que significa y por qué se produce. Y no sabemos lo que significa porque no tenemos un médico del alma en quien podamos confiar sin reservas. Tiempos hubo en que nos dirigíamos con fe inocente al sacerdote, el chamán o el sabio como médicos del alma, y ellos guiaban nuestra conciencia hacia Dios. Pero en el último siglo el sacerdote ha sido desplazado en buena medida por el psiquiatra en cuanto autoridad en quien confiar cuando uno se encuentra con dificultades; y este nuevo sacerdote dirigía, nuestra conciencia hacia aspectos de nuestra propia psique.

Pero ahora la confianza en el psiquiatra como respetado médico del alma va disminuyendo lentamente a medida que emergen terapias más modernas, eficaces y liberadoras. Nuestros nuevos médicos del alma aparecen en Esalen, Oasis y en otros «centros de desarrollo» similares, muchos de ellos en Estados Unidos. Estas gentes están revolucionando el significado de «terapia», al dirigir nuestra conciencia hacia la totalidad del organismo y no solamente a la psique desencarnada. Vemos, incluso, cómo van apareciendo otros, nuevos médicos del alma, los terapeutas transpersonales, que dirigen nuestra percepción directamente a la conciencia supraindividual.

Pero, ¡ay!, puesto que todos estos médicos no se ponen de acuerdo entre sí, ¿a quién debemos creer?

Uno de los mayores problemas que se derivan de esta controversia en la que todos quieren tener razón, es la persistencia con la que tanto los legos como los profesionales tienden a suponer que los diversos médicos del alma se ocupan del ser humano desde diferentes ángulos. Pero no es así, sino que más bien se ocupan de diferentes niveles de la conciencia humana desde diferentes ángulos. Actualmente carecemos de médicos del alma en quienes podamos confiar de todo corazón porque nos imaginamos que todos están hablando del mismo nivel de nuestra conciencia. Por consiguiente, parece fuera de duda que se contradicen entre sí, por lo menos en lo esencial, y quedamos atrapados en la contradicción.

Sin embargo, una vez reconocemos la multiplicidad de niveles inherente a la naturaleza de la conciencia humana, cuando entendemos que nuestro ser tiene muchas capas, podemos empezar  a ver que los diversos tipos de terapias difieren, precisamente,  porque se dirigen a esos diferentes niveles del alma. Así, pues, si comprendemos que los diversos médicos del alma se dirigen de un modo válido a diferentes niveles de la conciencia quizá podamos escuchar más abiertamente lo que cada uno a su manera tiene que decirnos respecto al nivel del que se ocupa especialmente. Y si nuestro sufrimiento se da en ese nivel, escuchemos atentamente lo que pueda decirnos, y quizá nos ayude a ver el significado de nuestro tipo particular de sufrimiento, a soportarlo a conciencia, comprenderlo y, por ende, a trascenderlo.

Una vez nos hayamos familiarizado en términos generales con el espectro de la conciencia, con las diversas capas de nuestro propio ser, quizá podamos detectar más fácilmente el nivel en que actualmente vivimos, lo mismo que el nivel donde -si es que sufrimos- se origina nuestro sufrimiento. Podemos así escoger el tipo adecuado de médico del alma y una manera adecuada de enfrentarnos a nuestro sufrimiento actual y no seguir ya paralizados en medio de él.

KEN WILBER  -LA CONCIENCIA SIN FRONTERAS-

2 pensamientos en “KEN WILBER -LA CONCIENCIA SIN FRONTERAS-

  1. No todo es sufrimiento en la tierra Mr.Wilber, reconozca que hay experiencias bonitas que nos han echo sentir satisfechos. Pero está lo otro que Ud.menciona, el dolor. Es que, aquí estoy siguiendo a Osho, que el sufrimiento es una flecha indicatoria de que por allí no es, tal como el lenguaje del dolor corporal que nos avisa o alerta que no estamos haciendo lo correcto. Y aquí cito a PremRawat : te gusta estar contento? Eso eres tú. Quieres estar en plenitud, encariñado de todo, admirado de todo? Eso eres tú! Pero de dónde de qué fuente proviene? de ti mismo, de tu interior. ¿No puedes ingresar a ella? Yo te puedo ayudar (sin costo) dice Prem Rawat. Y esa es la buena nueva de estos días. Please ingrese a Las Llaves Prem Rawat, y como tantos ingrese a la nueva era dorada de la que tantos han anticipado en el pasado. Un abrazo fraternal de un ser humano.

    Date: Tue, 9 Jun 2015 17:38:14 +0000 To: faesvirra@hotmail.com

  2. Estudiante: He estado yendo a tus clases durante poco más de un mes, y he estado encarcelado la mayor parte de mi vida. He visitado a psicólogos y asistido a clases sobre adicción a las drogas. La mayoría de las veces, culpabilizaba a los demás. Desde que asisto a tus clases, finalmente me he dado cuenta de que tengo que mirar a mí mismo y que la auténtica paz nace en mi interior. Y quería agradecerte por eso. Ahora la gente me dice que ven en mí una sonrisa, y quieren estar a mi lado.

    Prem Rawat: Cuando te mires a ti mismo, sorpréndete, aunque puede que haya algo desagradable, también existe algo hermoso. Sorpréndete por ello. Eso es lo que probablemente llene tu cara de sonrisas; es realmente hermoso.
    No somos un producto defectuoso porque hayamos sido puestos en un molde un poco distinto. Nadie lo es. Tienes un don que puede llegar a tanta gente de una manera hermosa —a cada uno de ustedes—. Podemos tomar decisiones adecuadas en nuestra vida que pueden hacer que sucedan cosas maravillosas.
    Sé que te encuentras en este entorno, y es más que probable que no sea cordial; es lo que tú hagas de ello. Hay personas que tienen tanto dinero que no saben qué hacer con él, y algunos de ellos están más descontentos de lo que tú estás ahora. Espero que puedas encontrar algo hermoso en tu interior, y que continúes descubriéndolo durante el resto de tu vida. Y espero que tú le des forma a tu vida. No por otros, sino que puedas valerte por ti mismo. El problema de apoyarte en los demás es que cuando se alejan, te caes. Esa es precisamente la razón por la que tienes dos piernas. Utilízalas. Válete por ti mismo.
    Me siento muy honrado de haber sido invitado por todos ustedes, y si tengo otra oportunidad, verdaderamente haré todo lo posible para regresar. Lo que algunos de vosotros me habéis dicho, lo recordaré durante el resto de mi vida porque verdaderamente, verdaderamente, me ha llegado. Os deseo a todos lo mejor porque tenéis la capacidad para ello. Podéis transformaros en algo como ese león y rugir. Y sentir alegría y felicidad. No la tristeza.

    ***
    Mi compromiso es con la paz. En mis viajes alrededor del mundo he experimentado muchas cosas, la más desconcertante es la explicación de la gente sobre por qué no puede existir paz. Las personas se enfocan en los síntomas, no en la enfermedad. Mis esfuerzos se dirigen a eliminar la enfermedad, la cual consiste, fundamentalmente, en que las personas no están en contacto consigo mismas, que desconocen quiénes son. Si no atendemos la enfermedad, los síntomas nunca desaparecerán. Y todos sabemos cuáles son esos síntomas: ambición, guerra, egoísmo, violencia, y una creciente pérdida de la verdad. La paz es algo verdadero. La paz reside en el corazón de cada ser humano. La paz debe emanar de cada uno de nosotros.

    Prem Rawat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s