EL VIAJE HACIA LA FELICIDAD


Y finalmente, desperté. Pedí perdón por haber sido tan ingrato y no haber visto la magia de la Vida y al mismo tiempo me perdoné a mi mismo por ello. No más problemas, No más quejas. No más sufrimiento. No más deseos. No más resistencia. No más infelicidad. Sólo constante bendición, gratitud sin límites, amor incondicional y una paz que no es de este mundo; una paz del más allá. Esto sí es vivir. Esto es la Vida.

Antes, había cosas que me ocurrían que no entendía, que juzgaba como negativas. Luego me di cuenta de que esas cosas negativas eran las que más me ayudaban a crecer, sanar y fortalecerme, además de que yo mismo las había atraído a mi vida para tal fin. Esto me permitió hacerme absolutamente responsable por todo lo que me sucedía. Una vez que comprendí esto, deje de llamarlas “malas” y comencé a llamarlas “buenas”. Por consecuencia y a partir de ese glorioso momento, pude ver que sólo cosas buenas me sucedían. Entonces, me liberé del miedo al futuro (ya que nada malo podía ocurrirme) y comencé a vivir en sintonía con el amor consciente. Comencé a vivir con una fe absoluta y ciega en la Existencia. También me di cuenta de que si no existían cosas malas, tampoco podían existir los problemas..Entonces, me liberé de todos mis problemas instantáneamente. Comprendí que sólo eran juicios de mi mente. Este conocimiento profundo me permitió naturalmente y sin esfuerzo alguno, aceptarlo todo..

A partir de ese momento, mi vida se transformó en una constante bendición, simplemente por comprender que todo, absolutamente todo en este Universo, está creado para ayudarme y a mi favor. Comencé entonces a sentir que era terriblemente amado y protegido. Deje de desear, dejé de pedir y de esperar. Solté y me entregue a lo desconocido. Comencé entonces a recibir, mucho más de lo que jamás hubiera imaginado.

Y finalmente, desperté. Pedí perdón por haber sido tan ingrato y no haber visto la magia de la Vida y al mismo tiempo me perdoné a mi mismo por ello. No más problemas, No más quejas. No más sufrimiento. No más deseos. No más resistencia. No más infelicidad. Sólo constante bendición, gratitud sin límites, amor incondicional y una paz que no es de este mundo; una paz del más allá. Esto sí es vivir. Esto es la Vida.

Saludos,
Lic. Fernán Makaroff

***

 

¿QUÉ ES LIBÉRATE?

Libérate es un camino de sanación y evolución consciente que integra la psicología y la espiritualidad, al servicio de recordar a los seres humanos cómo trascender sus limitaciones y reencontrarse con su verdadera esencia, libre de condicionamientos familiares y sociales.

Libérate integra el mundo emocional y espiritual, lo cual permite realizar cambios profundos, veloces y sostenidos en el tiempo. Sólo abriendo el corazón al amor incondicional es posible acceder a esferas más altas de conciencia. Para ello se enfoca en la sanación de bloqueos, emociones, creencias y conductas aprendidas en el pasado que siguen repitiéndose en la vida adulta, generándonos un sin fin de dificultades y volviendo a repetir situaciones o experiencias que no son coherentes a nuestros verdaderos deseos y nuestro verdadero potencial.

Una vez que el mundo emocional ha sido reparado y la estima o amor propio fortalecidos, estamos listos para reencontrarnos con nuestro auténtico Ser; nuestra verdadera identidad antes de ser condicionados por la familia y el sistema. Para ello, es necesario aprender a liberarnos de la influencia negativa de la mente; única responsable de generarnos el sufrimiento emocional y físico, a través de sus voces inconcientes que nos arrastran involuntariamente al pasado y al futuro. Libres de esta falsa identificación, comenzamos a vivir en estado meditativo.

El estado meditativo, si bien tiene como base esencial a la meditación silenciosa, se refiere fundamentalmente a la capacidad de permanecer libres de la influencia negativa de la mente durante el estado normal de vigilia y las actividades cotidianas. Comenzamos entonces a vivir en el momento presente, donde siempre encontraremos paz y quietud.

Con un corazón vibrando en amor; libres del pasado, del futuro, y de la identificación con nuestro ego; recordando que somos seres maravillosos y que todo nuestro sufrimiento y errores son simplemente producto de programas impuestos en la infancia, estamos listos para emprender una nueva vida. Una vida digna, basada en la libertad, el disfrute, la paz interior y la alegría, recuperando el poder para atraer a las personas, las situaciones y las experiencias que realmente deseamos, y eligiendo nuestros estados de ánimo y emociones, transformándonos así en la luz que el mundo necesita.

http://www.liberate.uy

***

  I love this song!!  Esta buena y bonita canción la compuso BRUCE SPRINGSTEEN, la cantó y la publicó en el año 1980  – Del album The River.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.