DISOLVER EL CUERPO-DOLOR -EL FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO

wallpaper-1842759

Tu dolor tiene dos niveles: el dolor que creas ahora y el dolor del pasado que aún vive en tu cuerpo y en tu mente. Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa tu cuerpo y tu mente. Si lo consideras una entidad invisible por derecho propio, te acercas bastante a la verdad. Se trata del cuerpo-dolor emocional.

La mayor parte del dolor humano es innecesario. Lo crearás tú mismo mientras la mente no observada dirija tu vida. El dolor que produces en el ahora siempre surge de una falta de aceptación, de una resistencia inconsciente a lo que es.

Como pensamiento, la resistencia es un juicio de algún tipo. Como emoción, es algún tipo de negatividad. La intensidad del dolor depende del grado de resistencia al momento presente y ésta, a su vez, depende de lo fuerte que sea tu identificación con la mente. La mente siempre trata de negar el ahora y de escapar de él.

En otras palabras: cuanto más te identificas con tu mente, más sufres. O puedes decirlo de este otro modo: cuanto más capaz seas de valorar y aceptar el ahora, más libre estarás del dolor y del sufrimiento, más libre de la mente egotista.

Algunas enseñanzas espirituales afirman que, en último término, todo dolor es ilusorio. Eso es cierto, pero la cuestión es: ¿es esta afirmación verdadera para ti? El mero hecho de creerla no hace que sea verdad. ¿Quieres seguir experimentando dolor el resto de tu vida y continuar diciendo que es una ilusión? ¿Te liberas así del dolor? Lo que nos importa aquí es cómo plasmar esa verdad, cómo hacerla real en tu propia experiencia.

El dolor es inevitable mientras sigas identificándote con tu mente, es decir, mientras sigas siendo espiritualmente inconsciente. Me refiero básicamente al dolor emocional, que también es la principal causa del dolor físico y de las enfermedades físicas. El resentimiento, el odio, la autocompasión, la culpabilidad, la ira, la depresión, los celos, e incluso la menor irritación…, todos ellos son formas de dolor. Y cada placer o cumbre emocional contiene dentro de sí la semilla del dolor: su opuesto inseparable, que se manifestará con el tiempo.

Cualquiera que haya tomado drogas para sentirse «mejor» sabe que después de la subida viene la bajada, que el placer se convierte en algún tipo de dolor. Muchas personas saben también que las relaciones íntimas pasan rápidamente de ser una fuente de placer a convertirse en una fuente de dolor. Vistas desde una perspectiva superior, las polaridades positiva y negativa son las dos caras de la misma moneda, y ambas forman parte del dolor subyacente, inseparable del estado de conciencia del ego en el que te identificas con la mente.

Tu dolor tiene dos niveles: el dolor que creas ahora y el dolor del pasado que aún vive en tu cuerpo y en tu mente.

Mientras no seas capaz de acceder al poder del ahora, cada dolor emocional que experimentes dejará tras de sí un residuo de sufrimiento que vive en ti. Se mezcla con el dolor del pasado que ya estaba allí, alojándose en tu cuerpo y en tu mente. Y aquí se incluye, por supuesto, el dolor que sufriste de niño, causado por la inconsciencia del mundo en el que naciste.

Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa tu cuerpo y tu mente. Si lo consideras una entidad invisible por derecho propio, te acercas bastante a la verdad. Se trata del cuerpo-dolor emocional.

El cuerpo-dolor tiene dos estados posibles: latente o activo. Puede estar latente el 90 por 100 del tiempo, aunque en una persona muy infeliz puede llegar a estar activo el 100 por 100 del tiempo. Algunas personas viven casi totalmente a través de su cuerpo de dolor, mientras otras lo experimentan sólo en ciertas situaciones, como en las relaciones íntimas o en situaciones relacionadas con pérdidas o abandonos del pasado, dolores físicos o emocionales, etc.

Cualquier cosa puede activarlo, pero resuena especialmente con los dolores del pasado. Cuando está preparado para despertar de su estado latente, un pensamiento o un comentario inocente hecho por alguien cercano a ti puede ser suficiente para activarlo.

EL FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Hay una meditación de autosanación, simple pero poderosa, que puedes practicar cuando sientas la necesidad de fortalecer tu sistema inmunológico. Es especialmente eficaz si la utilizas cuando percibes los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que ya están instauradas si la usas con la suficiente frecuencia y concentración. Asimismo, contrarrestará las alteraciones sufridas por tu campo energético a causa de cualquier negatividad.

De todos modos, la práctica de la presencia en el cuerpo momento a momento no tiene sustituto posible, y si no se realiza, el efecto de la meditación sólo será temporal. Veamos los detalles prácticos.

CUANDO TENGAS UNOS MINUTOS LIBRES, y especialmente por la noche antes de dormir y a primera  hora de la mañana antes de levantarte, «inunda» tu cuerpo de conciencia. Cierra los ojos. Túmbate de espaldas. Ve llevando la atención, sucesivamente, a las distintas partes del cuerpo: manos, pies, brazos, piernas, abdomen, pecho, cabeza, etc. Siente la energía dentro de esas partes con toda la intensidad posible. Mantente en cada una de ellas durante quince segundos aproximadamente.

A continuación, deja que tu atención recorra el cuerpo unas cuantas veces como una ola, de los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies.

Con dedicar un minuto a esta parte es suficiente. A renglón seguido, siente la totalidad de tu cuerpo energético como un campo de energía unificado. Mantén la sensación durante unos minutos.

Permanece intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de tu cuerpo.

No te preocupes si tu mente consigue apartar tu atención del cuerpo ocasionalmente y te quedas perdido en algún pensamiento. En cuanto te des cuenta de que eso ha ocurrido, reorienta tu atención hacia el cuerpo interno.

EL USO CREATIVO DE LA MENTE

Si necesitas usar la mente para un propósito específico, úsala en combinación con tu cuerpo interno. Sólo si eres capaz de mantenerte consciente sin pensamientos podrás usar la mente creativamente, y el camino más fácil para entrar en ese estado es a través del cuerpo.

CUANDO NECESITES UNA RESPUESTA, UNA SOLUCIÓN O UNA IDEA CREATIVA, deja de pensar momentáneamente y concentra la atención en tu campo de energía interno. Toma conciencia de la quietud. Cuando vuelvas a pensar, tu pensamiento será fresco y creativo. En cualquier actividad relacionada con el pensamiento, practica el hábito de alternar entre unos minutos de pensamiento y otros tantos de una especie de escucha interna, de quietud interna.

Podríamos decirlo así: no pienses únicamente con tu cabeza, piensa con todo tu cuerpo.

DEJA QUE LA RESPIRACIÓN TE LLEVE AL CUERPO

Si en algún momento te resulta difícil contactar con el cuerpo interno, suele ser más fácil empezar centrándose en la respiración. La respiración consciente, que es una intensa meditación por derecho propio, te pondrá gradualmente en contacto con el cuerpo.

SIGUE LA RESPIRACIÓN CON TU ATENCIÓN, el aire que entra y sale del cuerpo. Inspira y siente el abdomen expandirse y contraerse ligeramente con cada inspiración y espiración.

Si te resulta fácil visualizar, cierra los ojos y obsérvate rodeado de luz o inmerso en una sustancia luminosa, en un mar de conciencia.

A continuación inspira esa luz. Siente que la sustancia resplandeciente llena todo tu cuerpo y lo hace luminoso.

A partir de ahí, gradualmente, céntrate más en la sensación. No te apegues a ninguna imagen visual. Ahora estás en tu cuerpo. Has accedido al poder del ahora.

ECKHART TOLLE

Eckhart Tolle- Relaciones de pareja y amor no correspondido

Anuncios

Enric Corbera – LA CONCIENCIA TOTAL

Conferencia Magistral del primer espada Enric Corbera

En esta ocasión Enric, nos explica como acceder a nuestro interior para poder ver nuestros talentos y cosas negativas.

En esta charla aborda muy detalladamente: nuestra abundancia, la coherencia , la conciencia, cual es el secreto, campo magnético del corazón y la tierra, cambio de paradigma, los indios hoppi, la conexión y la fractalidad que nos envuelve, cual es mi realidad, como conectarse, la salud, el cáncer, la nueva tri-biología, la sanación, la salud total…

En estos tiempos en que las personas enferman más, y el planeta a consecuencia de ello, Enric nos proporciona varias pistas a tomar en cuenta para mejorar la salud uno mismo y consecuentemente, la del planeta.

Donde encortrar a Enric Corbera Sastre :

Centro Natural Enric
http://www.naturalenric.com
http://www.biodescodificacion.com

c/Maximí Fornés, 31 08191 – Rubí ( Barcelona )
– Teléfono: 935885485 Fax: 936974404
Email: naturalenric@gmail.com

A·SANA
Còrsega, 173, Bajos
08036 Barcelona
telf. 93 611 18 19
correo: salut@amorsana.com
web: http://www.amorsana.com

Música del Video:
Miquel Sala

http://www.luispalacios-reporterosciudadanos.blogspot.com
http://www.arel-reporterosciudadanos.blogspot.com
http://www.lacajadepandora.org

Tu manera de vivir crea tu enfermedad: cómo te haces desgraciado a diario; ¿cuáles son tus técnicas?

La felicidad está en la naturaleza del hombre

No te debes preocupar en absoluto por la felicidad, ya está aquí, está en tu corazón; sólo tienes que dejar de ser infeliz, debes detener el funcionamiento del mecanismo que crea la infelicidad.

Pero nadie parece preparado para eso. La gente dice: “Quiero la felicidad”. Es como si estuvieras diciendo: “Quiero la salud”, y permanecieras apegado a tu enfermedad sin permitir que se vaya. Si el doctor prescribe la medicina, la tiras; no sigues ninguna prescripción. Nunca sales a una caminata matinal, nunca vas a nadar, nunca sales a correr a la playa, nunca haces ejercicio. Comes de forma obsesiva, destruyes tu salud, y de manera constante preguntas dónde encontrar la salud, sin cambiar los mecanismos que generan la falta de salud.

La salud no es algo que se pueda conseguir en algún sitio, no es un objeto.

La salud es una manera de vivir totalmente diferente. La manera como vives genera enfermedad, la manera como vives genera miseria.

Por ejemplo, la gente viene a mí y me dicen que quieren ser felices, pero no pueden dejar sus celos. Si no puedes dejar tus celos, el amor no podrá crecer; la mala hierba de los celos destruirá la rosa del amor. Y cuando el amor no crece, serás infeliz ya que ¿quién puede estar feliz cuando el amor no crece? A menos que una rosa florezca y despida su fragancia, no puedes ser feliz.

La gente quiere felicidad, pero sólo por quererlo, no la puedes conseguir. El desearlo no basta. Tendrás que entrar en el fenómeno de tu miseria, de cómo la generas, cómo te haces desgraciado en primer lugar, cómo te haces desgraciado a diario; ¿cuáles son tus técnicas?

Dado que la felicidad es un fenómeno natural, si alguien es feliz no hay técnica en ello, si alguien está contento, no se requiere de ninguna pericia para ello.

Los animales son felices, los árboles son felices, los pájaros son felices. Toda la existencia es feliz, salvo el hombre. Sólo el hombre es suficientemente listo como para crear infelicidad; nadie más parece tener esa habilidad. Así que cuando estás feliz se trata de algo simple, inocente, no es algo importante. Pero cuando estás infeliz te estás haciendo cosas importantes a ti mismo; estás haciendo algo realmente duro.

OSHO

La salud del cuerpo depende de la salud y del equilibrio del alma

El ser humano suele vivir falto de energía vital,

lejos de ese bienestar vibrante que acompaña a la felicidad y, normalmente, la enfermedad le causa un profundo sufrimiento. Hoy en día, las enfermedades degenerativas provocan la mayor parte de las muertes. El cáncer, el infarto, la artritis, la arteriosclerosis, la hipertensión, etc. son enfermedades muy extendidas en las sociedades industriales. Durante mucho tiempo la medicina ha estado buscando sin éxito un tratamiento que las detuviese. Las enfermedades de esta civilización continúan ganando terreno en la misma medida en la que las sociedades alcanzan cotas más altas de “bienestar”.

El conocimiento de la Naturaleza nos dice que el cuerpo y la mente no son cosas diferentes, sino distintos aspectos de un mismo todo, y que cualquier cosa que afecte a uno afecta a la otra y viceversa. Desde una perspectiva material parece que el origen de las enfermedades se encuentra en el mismo organismo físico, pero cuando se estudia en profundidad el proceso de la enfermedad se comprueba que el ser humano es una unidad que se compone de diferentes planos –físico, emocional, mental… –y lo que ocurre en cada uno de los planos afecta e influye directamente en los demás.

Por eso, los desequilibrios mentales y emocionales se traducen en desequilibrios físicos, y el origen último de todas las enfermedades reside en la mente del ser humano. Vivimos de una manera desarbolada, sorprendentemente egoísta. Por eso, como alimentamos al ego, llevamos vidas antinaturales y nos desenvolvemos en un medio hostil y competitivo, se generan una serie de procesos que terminan por manifestarse en esos síntomas que tan bien conocemos.

La vida antinatural, esa forma de vivir inconsciente en la que se obra inadecuadamente, deteriora la salud, y la curación de los males que el ser humano se causa a sí mismo no es de tipo médico, sino espiritual. Detrás de todas las emociones negativas, detrás del materialismo y de la ambición, detrás de la desmesura, la envidia y la frustración, detrás de la insolidaridad y del ansia de poder y detrás, en definitiva, de todo cuanto enferma a las personas y a la sociedad se encuentra simplemente una actitud egoísta, que junto a la ignorancia, son la verdadera causa que origina los males físicos y psíquicos de todos los tiempos.

La causa de estos desarreglos psicológicos es de índole espiritual. La ignorancia y el egoísmo provocan un malestar, una persistente insatisfacción interior que desequilibra nuestros mecanismos y desencadena un proceso de degeneración. Los seres humanos no somos conscientes ni obramos adecuadamente, y la falta de espiritualidad nos deja sin un norte que nos preste coherencia, a merced de las consecuencias de lo que nosotros mismos sembramos.

La salud del cuerpo depende de la salud y del equilibrio del alma. La infelicidad y la enfermedad surgen porque el ser humano se degenera, porque confundido y desesperado se pierde en la miseria y en la degradación. En esta angustia, vivir espiritualmente, que sencillamente es ser consciente y obrar apropiadamente, respetando las leyes de la Naturaleza, disuelve el egoísmo, erradica la enfermedad y nos llena de salud, de bienestar y de paz.

Se puede estar sano, delgado y vibrante. Esto lo realiza cada cual a su propio ritmo, sabiendo que hasta el más mínimo cambio tiene su influencia positiva sobre la energía, la salud y el bienestar. “Estar bien” es una prerrogativa del ser humano superior. En realidad no existen “enfermos”, sino personas que necesitan conocimiento para equilibrarse en sus dimensiones física, emocional, mental, espiritual y social. Cuando se equilibran y armonizan estos diferentes planos, reflejan la salud, la buena forma, la integridad y el bienestar.

Fundamentos de la Salud y del Bienestar DESCARGAR EN PDF

La Página de la Vida http://www.proyectopv.org

Dormir Correctamente

dormir correctamente

La cosa que más ha sido dañada en el desarrollo de la civilización humana es el sueño. Desde el día que el hombre descubrió la luz artificial, su sueño se ha alterado mucho. Y mientras más y más aparatos comenzaron a caer en las manos del hombre, éste comenzó a sentir que el sueño es algo innecesario; se pierde demasiado tiempo en eso. El tiempo que estamos dormidos es un completo desperdicio. Así que cuanto menos necesitemos dormir, mejor. A las personas no se les ocurre que el sueño contribuye de alguna manera a los procesos más profundos de la vida. Piensan que el tiempo que se ocupa durmiendo es tiempo que se va a la basura, así que cuanto menos duermen, mejor; cuanto más rápido reducen la cantidad de sueño, mejor.

Incluso no nos hemos dado cuenta que la causa detrás de todas las enfermedades, todos los trastornos que han entrado a la vida del hombre, es la falta de sueño. La persona que no puede dormir correctamente no puede vivir correctamente. Dormir no es una pérdida de tiempo. Las ocho horas de sueño no se están desperdiciando; más bien, debido a esas ocho horas, puedes mantenerte despierto durante dieciséis horas. De otra forma, tú no podrías permanecer despierto todo ese tiempo.

Durante esas ocho horas se acumula la energía vital, tu vida se revitaliza, los centros de tu cerebro y de tu corazón se calman y tu vida funciona desde el centro de tu ombligo. Debido a esas ocho horas de sueño, tú nuevamente te has vuelto uno con la naturaleza y con la existencia. Por esto es que te revitalizas.

El sueño debe regresar a la vida del hombre. En realidad, no hay alternativa, no hay otro paso para la salud psicológica de la humanidad, mas que el dormir sea obligatorio por ley durante los siguientes cien, doscientos años.

Es muy importante que un meditador se preocupe de dormir adecuadamente y lo suficiente. Y una cosa más debe ser entendida: el sueño correcto será diferente para todos. No será igual porque el cuerpo tiene necesidades que son diferentes para todo… de acuerdo a la edad y a muchos otros elementos.

Quizás no hayas puesto tu atención en que la última investigación dice que no puede existir un tiempo fijo para que todos se despierten. Siempre se dice que despertar a las cinco de la mañana es bueno para todos. Esto es absolutamente falso y no científico. No es bueno para todos; puede ser bueno para algunas personas pero puede ser dañino para otras. Dentro de las veinticuatro horas, durante cerca de tres horas, la temperatura del cuerpo de cada persona baja. Y esas tres horas son las horas del sueño más profundo. Si la persona se despierta durante esas tres horas, su día entero se estropeará y toda su energía se verá perturbada.

Generalmente estas tres horas son entre las dos y las cinco de la mañana. Para la mayoría de las personas, estas tres horas están entre las dos y las cinco de la mañana, pero no es el caso de todos. Para algunas personas su temperatura corporal es baja hasta las seis de la mañana, para otras es baja hasta las siete. Para algunas su temperatura comienza a ser normal a las cuatro de la mañana. Así que si alguien se despierta dentro de estas horas de baja temperatura, las veinticuatro horas de su día se estropearán y habrá efectos dañinos. Sólo cuando la temperatura de una persona empieza a elevarse a nivel normal es tiempo de que se despierte.

Normalmente está bien para todos despertarse cuando sale el sol, porque a medida que el sol sale la temperatura de todos comienza a subir. Pero esto no es una regla, hay algunas excepciones. Para algunas personas puede ser necesario dormir hasta un poco más tarde que la salida del sol, porque la temperatura del cuerpo de cada individuo aumenta a una hora diferente, a un ritmo diferente. Así que cada persona debería darse cuenta de cuántas horas de sueño necesita y cuál es la hora saludable para que se levante, y esa es la regla para él… digan lo que digan las escrituras, digan lo que digan los gurús. No hay necesidad de escucharlos para nada.

Para un correcto dormir, mientras más largo y profundo puedas dormir, mejor. Pero yo te estoy diciendo que duermas, ¡no que te quedes acostado en la cama! ¡Quedarte acostado en la cama no es dormir!

Despertarte cuando sientas que es saludable para ti debería ser tu regla. Usualmente sucede junto con la salida del sol pero es posible que no sea así contigo. No hay necesidad de tener miedo o de preocuparse o de pensar que eres pecador o de tener miedo de ir al infierno. Muchas personas que se levantan temprano por la mañana van al infierno y muchas personas que se levantan tarde están viviendo en el cielo. Nada de esto tiene relación alguna con ser espiritual o no espiritual. Pero el dormir correcto ciertamente sí tiene relación con ello.

Por lo tanto, cada persona debería descubrir lo que es mejor para él. Durante tres meses cada persona debería experimentar con su trabajo, con su sueño y con su dieta, y debería darse cuenta de cuáles son las reglas más saludables, pacíficas y dichosas para él.

Y todos deberían hacer sus propias reglas. No hay dos personas iguales, así que no hay una regla común que se aplique para nadie. Cada vez que alguien trata de aplicar una regla común, tiene un mal efecto. Cada persona es un individuo. Cada persona es única e incomparable. Sólo él es igual a sí mismo, no existe otra persona como él en ningún lugar de la tierra. Por lo tanto, ninguna regla puede ser una regla para él hasta que descubre cuáles son las reglas para sus propios procesos de vida.

OSHO       El Libro del Hara

La salud es una manera de vivir totalmente diferente. La manera como vives genera enfermedad, la manera como vives genera miseria

Los animales son felices, los árboles son felices, los pájaros son felices. Toda la existencia es feliz, salvo el hombre

La Manera Como Vives Crea Tu Enfermedad    

         La felicidad está en la naturaleza del hombre. No te debes preocupar en absoluto por la felicidad, ya está aquí, está en tu corazón; sólo tienes que dejar de ser infeliz, debes detener el funcionamiento del mecanismo que crea la infelicidad.

 Pero nadie parece listo para eso. La gente dice: “Quiero la felicidad”. Es como si estuvieras diciendo: “Quiero la salud”, y permanecieras apegado a tu enfermedad sin permitir que se vaya. Si el doctor prescribe la medicina, la tiras; no sigues ninguna prescripción. Nunca sales a una caminata matinal, nunca vas a nadar, nunca sales a correr a la playa, nunca haces ejercicio. Comes de forma obsesiva, destruyes tu salud, y de manera constante preguntas dónde encontrar la salud, sin cambiar los mecanismos que generan la falta de salud.

 La salud no es algo que se pueda conseguir en algún sitio, no es un objeto.

 La salud es una manera de vivir totalmente diferente. La manera como vives genera enfermedad, la manera como vives genera miseria.

 Por ejemplo, la gente viene a mí y me dicen que quieren ser felices, pero no pueden soltar sus celos. Si no puedes soltar tus celos, el amor no podrá crecer – la mala hierba de los celos destruirá la rosa del amor. Y cuando el amor no crece, serás infeliz ya que ¿quién puede estar feliz cuando el amor no crece? A menos que una rosa florezca y despida su fragancia, no puedes ser feliz.

 La gente quiere felicidad, pero solo por quererlo, no la puedes conseguir. El desearlo no basta. Tendrás que entrar en el fenómeno de tu miseria, de cómo la generas, cómo te haces desgraciado en primer lugar, cómo te haces desgraciado a diario; ¿cuáles son tus técnicas?

 Dado que la felicidad es un fenómeno natural, si alguien es feliz no hay técnica en ello, si alguien está contento, no se requiere de ninguna pericia para ello.

 Los animales son felices, los árboles son felices, los pájaros son felices. Toda la existencia es feliz, salvo el hombre. Sólo el hombre es tan listo como para crear infelicidad – nadie más parece tener esa habilidad. Así que cuando estás feliz se trata de algo simple, inocente, no es algo importante. Pero cuando estás infeliz te estás haciendo cosas importantes a ti mismo; estás haciendo algo realmente duro.

 

   OSHO       The Path of Paradox, Vol. 2, #6    

   Si deseas información adicional sobre este tema, en inglés, por favor, dirígete a Biblioteca

 Copyright © 2009 Osho International Foundation

El matrimonio: ¿Una invitación a la Muerte?

26_02_2008_0983626001204022399_sven_prim.jpg

 El día en que el matrimonio desaparezca, la vida tanto para el hombre como para la mujer será más saludable y, ciertamente, más larga de lo que puedes llegar a imaginar. No serás ni capaz de pensar qué clase de relación fue el matrimonio porque el matrimonio es una manera de ir contra el cambio de la vida, creando de este modo cosas permanentes.

 Ambos se vuelven pesados, aburridos. La vida pierde interés. De hecho, tienen que destruir sus intereses… si no es un conflicto continuo. El marido no se puede interesar en ninguna otra mujer; la mujer no puede reír con ningún otro hombre. Son prisioneros el uno del otro; la vida se vuelve un aburrimiento, una rutina, ¿quién quiere vivir esa clase de vida? Las ganas de vivir se debilitan.

Esto trae enfermedades, malestar, porque su resistencia contra la muerte no existe; de hecho están pensando en cómo acabar cuanto antes con todo el círculo vicioso; en lo más profundo de su corazón, quieren la muerte. Un deseo de muerte aparece. 

 Copyright © 2008 Osho International Foundation